Adolescencia - señales de una relación tóxica

Muchos de nosotros hemos tenido o nos encontramos dentro de una relación "tóxica". Pero, qué es una relación tóxica.


Una relación tóxica, es aquella en la que se ha instalado una dinámica donde ambas partes, han normalizado actitudes dañinas para ambos. En este contexto, se instala una relación de víctima (quien sufre) y victimario (quien daña), la cual no siempre es rígida, ya que los roles pueden cambiar dentro de la misma pareja.


Muchas veces, las relaciones tóxicas también son un reflejo de las relaciones que los adolescentes han visto en sus padres y así, se genera una repetición de este patrón.


Celos excesivos


Es común que los adolescentes crean que tanto los celos como el control, son una muestra de amor. Estas actitudes se manifiestan cuando la pareja “prohíbe” la realización de actividades que antes ella o él hacía y eran fuentes de placer, “prohíbe” que pueda tener y salir con los amigos, la familia o hacer cualquier actividad que no implique estar exclusivamente con él/ella.


Señales tóxicas


. Se generan celos en relación a la vestimenta: ¿Dónde vas vestida así?, ¿por qué te arreglas tanto?, son frases que se repiten.


· Se producen críticas y descalificaciones constantes hacia el otro/a: Estas terminan menoscabando su autoestima, “es que tú no entiendes de estos temas”, “siempre te equivocas”, “nunca me ayudas”, “nunca piensas en mí”, “eres una egoísta”, etc.


· Las relaciones sexuales se cosifican: Y comienzan a producirse como una manera para reconciliarse o también, como un medio de manipulación, “ya no me quieres, es por eso que no te quieres acostar conmigo”, “sólo me buscas para tener sexo”.


· Violencia física: Es común que esto ocurra en las relaciones tóxicas de los adolescentes: gritos, forcejeos, empujones, apretón de manos, cachetadas y agresiones más graves.


En consecuencia, es fundamental que tanto los adolescentes como su red de apoyo (familiares, amigos, etc) estén alerta a estas actitudes, específicamente cuando vean que la vida que había estado llevando a cabo hasta el momento, se ha visto interferida por estas dinámicas tóxicas. En estos casos, es aconsejable consultar a algún profesional.


En consecuencia, es fundamental que tanto los adolescentes como su red de apoyo (familiares, amigos, etc) estén alerta a estas actitudes, específicamente cuando vean que la vida que había estado llevando a cabo hasta el momento, se ha visto interferida por estas dinámicas tóxicas. En estos casos, es aconsejable consultar a algún profesional.